Saludo del alcalde






Departamentos






Pleno municipal






Teléfonos y direcciones






Trámites y documentos






Enlaces de interés






El municipio






Historia






Las casas de posesiones






Los casales de la época barroca






Lugares de interés






Desarrollo Local


AODL
Subvencions
Formació




Agenda 21 Local
Documents A21L
Participació Ciutadana




Energia sostenible
Pla d’Acció








Contacto





Últimos documentos





Sol·licitud llicència venda en el mercat ambulant





Declaració jurada compliment article 31 ordenança





Sol·licitud permís d'instal·lació i obres





 ver más



LUGARES DE INTERÉS DEL NÚCLEO URBANO

Cuando se visita Binissalem, se debe tener en cuenta que el núcleo histórico queda a cierta distancia de la carretera de Palma a Inca. La aldea, que rodea la mencionada carretera, caracterizada por un urbanismo anárquico, puede confundir y disuadir al visitante inadvertido que crea que el pueblo empezó allí mismo, aun cuando, de hecho, sea así.

La ubicación geográfica del municipio cerca de una vía de comunicación importante fue una de las ventajas para el desarrollo económico y social. El hecho de que el centro se encontrara a cierta distancia, contribuyó a que la trama urbana se mantuviera intacta durante siglos. Cuando se parcelaron y establecieron estas tierras, el pueblo creció hacia el sur y al este, hasta la carretera. La trama histórica del pueblo, a partir de la fundación oficial en el 1300, se había desarrollado alrededor de los núcleos primitivos más antiguos, anteriores a la Conquista. La población se desperdigó hacia el sur, así como también, hacia las tierras que rodeaban dos ejes principales: el que parte de la plaza de la Cuartera al camino de Selva y el de Pere Estruch a Rubines.

Desde la estación, es necesario dirigirse hasta la plaza de la Iglesia, desde donde es fácil organizar dos recorridos geográficos del entorno.

Desde el pueblo, se descubre uno de los conjuntos arquitectónicos más notables de Mallorca, alabado por muchos de viajeros del siglo XIX, como también por una serie de escritores locales y foráneos del XX. Aun cuando el entorno paisajístico del municipio es excepcional, lo que sorprende y admira el visitante es la arquitectura en piedra - la conocida piedra de Binissalem.

La plaza de la Iglesia y sus alrededores

Antes de iniciar cualquier recorrido, se puede admirar la plaza de la Iglesia (1), una de las más bellas de la Parte Foránea, tanto por la armonía y amplitud de su urbanismo como por los edificios que la rodean. Se distingue la iglesia parroquial, monumental templo erigido en el siglo XVIII, con la plaza del siglo XIX. Antiguamente, una parte de este espacio lo ocupaba el cementerio parroquial, mientras que en la esquina sudeste, se abría una reducida plaza llamada de los Lledoners. Al fin y al cabo, se trataba de un espacio construido de manera irregular, descuidado y lúgubre, que provocó que las casas vecinas abrieran las puertas principales a calles posteriores, para evitar, así, el espectáculo deprimente que ofrecía el entorno de la iglesia.

La ocasión de recuperar y organizar este espacio tan amplio, para integrarlo a la trama urbana, se presentó a principios del siglo XIX, cuando se prohibieron los entierros en el interior de los templos, así como también, los antiguos cementerios parroquiales situados en el centro de las poblaciones. Las dificultades que surgieron para llevar a cabo este proyecto -de tipo religioso, político y económico- serían comunes a todas las poblaciones de Mallorca pero, en Binissalem, subrayaron la personalidad y capacidad de un alcalde excepcional, Joan Josep Amengual Reus.

Pese a que el primer proyecto municipal de urbanización de plaza es de 1823, la reforma definitiva se realizó entre 1854 y 1860 .

 

 

Coordenadas UTM 31N ETRS89 (486563, 4393198). Copyright 2009 Ayuntamiento de Binissalem.
Reservados todos los derechos.

Aviso Legal / Estadísticas